Por qué Satanás y los demonios odian la alabanza y la adoración

Share This:
Why Satan and demons hate praise and worship
 Satanás y los demonios no pueden resistir la adoración de Dios nuestro Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo.

 

 

Makko Musagara

 

Por qué Satanás y los demonios odian la alabanza y la adoración.

Estimado lector,Satanás y los demonios odiarán a cualquier persona que comience a adorar a Dios nuestro Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo.  En este artículo les muestro por qué Satanás y los demonios odian la alabanza y la adoración

Siete millones de voces.

Cuando comienza la alabanza y adoración de Dios nuestro Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo, Satanás y los demonios sienten como si hubiera siete millones de voces gritando muy fuerte en sus oídos.

Les resulta muy difícil permanecer en un lugar donde hay tales gritos que son dañinos para sus oídos.

 

Por qué Satanás y los demonios odian la alabanza y la adoración
 Satanás y los demonios sienten como si hubiera siete millones de voces gritando muy fuerte en sus oídos.

 

Siete millones de trompetas.

Incluso si es solo una persona adorando a Dios nuestro Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo, Satanás y los demonios sienten como si hubiera siete millones de trompetas del cielo tocando muy fuerte en sus oídos.

Les resulta muy difícil permanecer en un lugar donde estas fuertes trompetas celestiales lesionan los oídos.

 

Por qué Satanás y los demonios odian la alabanza y la adoración
 Satanás y los demonios sienten como si hubiera siete millones de trompetas del cielo que suenan muy fuerte en sus oídos.

 

Siete millones de llamas de fuego.

Cuando comienza la adoración de Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo, Satanás y los demonios ven millones de llamas de fuego muy calientes del cielo que los queman (Hechos 2: 3). Huyen porque les resulta muy difícil quedarse en un lugar donde hay tal incendio.

 

 Satanás y los demonios ven millones de llamas de fuego muy calientes del cielo que los queman.

 

Siete millones de martillos.

Cuando adoras a Jesucristo, Satanás y los demonios comienzan a sentir que millones de martillos invisibles golpean sus cabezas. Tienen que huir porque les cuesta quedarse en un lugar donde hay tanta tortura mental.

 

Satanás y los demonios comienzan a sentir que millones de martillos invisibles golpean sus cabezas.

Calor intenso.

La adoración de Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo genera tanto calor divino que Satanás y los demonios no pueden resistir. Tienen que huir.

La razón por la que la alabanza y la adoración traen liberación.

La razón por la que la alabanza y la adoración traen liberación es que Satanás y los demonios no pueden soportar toda la tortura que reciben cuando comienza el canto. Tienen que huir.

 

 

 

 

 

Lo que el Señor me dijo sobre “Y no nos metas en tentación”

Share This:
Seguir Makko Musagara:

God gave Brother Makko Musagara a special message to protect all believers from temptations and trials. Read this message from thiswebsite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *