Las maldiciones de los padres olvidados.

Share This:

Las maldiciones de los padres olvidados.

 

Por  Makko Musagara

 

Las maldiciones de los padres olvidados.

Estimado lector, muchos cristianos están orando, ayunando, caminando en muchos caminos de Dios y están contribuyendo mucho a la expansión del Reino de Dios. A pesar de todas estas acciones de fe, todavía no ven avances en las bendiciones que necesitan en la vida. En este artículo les muestro por qué olvidar a sus padres puede ser la razón por la que Dios está reteniendo sus bendiciones celestiales.

Es el mandamiento de Dios.

Los Diez Mandamientos son parte de la Palabra escrita de Dios y todavía son aplicables a la vida diaria de todos los cristianos. En el quinto mandamiento, Dios nos instruyó de la siguiente manera:

»Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.” (Éxodo 20:12).

Dios nunca irá en contra de su Palabra.

La razón por la que Dios está reteniendo las bendiciones de muchos cristianos hoy es que nunca contradecirá su palabra escrita. Quiere que caminemos obedientemente con él mientras cumplimos su Palabra escrita.

Dios eligió a tus padres.

Hay algunos cristianos que piensan que fue un error que nacieran de sus padres. Empiezan a desear haber nacido de cierta pareja rica o buena dentro de su localidad. Estos cristianos no saben que es Dios quien eligió a sus padres antes de que nacieran. Al deshonrar a sus padres, a su vez, está deshonrando a Dios, quien eligió a sus padres por usted.

Satanás robará tus bendiciones.

Incluso si Dios decidiera liberar las bendiciones de estos cristianos del cielo, Satanás siempre acusará a estos cristianos ante Dios usando Éxodo 20:12 para robar sus bendiciones. Los poderosos demonios celestiales robarán las bendiciones de estos cristianos cada vez que Dios las libere del cielo.

Hijos e hijas enojados.

Por una razón u otra, algunos hijos e hijas pueden tener muy mala relación con sus padres. Aquí es donde la enseñanza de Jesucristo se vuelve aplicable:

»Porque, si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. 15 Pero, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas. Mateo 6: 14-15

Tienes que olvidar todo lo que te hicieron tus padres y buscar la reconciliación para agradar a Dios y recibir sus bendiciones.

Otras personas pueden recibir tus bendiciones.

Hay algo que el Señor me reveló sobre los padres olvidados. Si olvidas a tus padres y cualquier persona de buen corazón se acerca para ayudarlos, entonces Dios desviará tus bendiciones celestiales hacia esa persona de buen corazón.

Entrando al cielo.

Si olvidas a tus padres y llega el momento de partir de este mundo, los ángeles de Dios pueden negarse a abrirte las puertas de entrada al cielo debido a que olvidaste a tus padres cuando todavía estabas en la Tierra.

La historia de mi tía.

Mis padres fallecieron hace mucho tiempo cuando yo era muy joven. La única anciana que queda de mi lado materno es mi tía que se acerca a los 80 años. Mi tía tiene sus propios hijos y muchos sobrinos, pero todos se olvidaron de ella y ella vivió una vida pobre en un pueblo rural. Entonces un día la voz del Señor me dijo:

«Makko, quiero que comiences a ayudar a esa pobre mujer»

Le respondí a Dios, dentro de mi corazón:

«Pero Señor, esto es muy injusto, mi tía tiene una hija, un hijo y muchos sobrinos viviendo cerca de ella. ¿Por qué no la ayudan?»

Entonces el Señor respondió:

«Ayúdala, para que seas justo delante de mí» (Mateo 3:15).

Decidí obedecer a Dios. Como se acercaba la época navideña le compré a mi tía una hermosa prenda local además de algunos alimentos básicos y se los envié. Estaba tan complacida con estos regalos que me agradeció un millón de veces a través de mensajeros.

Estimado lector, es posible que no crea lo que voy a decirle. En el momento en que obedecí a Dios, y le envié a mi tía ropa y alimentos, esa noche cuando me fui a dormir sucedió algo. En un sueño, de repente vi un cielo despejado abriéndose y el Cielo se me reveló. Del cielo vinieron los ángeles de Dios trayendo regalos celestiales para mí. Dios es mi testigo en lo que les digo. Desde ese sueño celestial, nunca he dejado de ayudar a mi tía.

 

 

 

Oración que bloquea a Satanás.

 

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *