La oración te da un rostro radiante

Share This:
La oración te da un rostro radiante
La oración te da un rostro radiante

 

 

Por  Makko Musagara

 

La oración te da un rostro radiante.

Estimado lector, no sé si se han dado cuenta de esto. El rostro de una persona orante es muy diferente al de un cristiano que no ora. Una persona que ora tiene un rostro radiante. Un rostro tan radiante se menciona en la Biblia en Éxodo 34:29. Puede que no veas mucho de este resplandor en el ámbito físico. La mayor parte de este resplandor es visto por Satanás, demonios y brujas, dentro del ámbito espiritual.

La razón por la que una persona orante tiene un rostro radiante.

Un cristiano que ora tiene un rostro radiante porque esa persona siempre va a la presencia de Dios. Cuando ora, en realidad va a la presencia de Dios para hablar con él. Es la presencia de Dios lo que le da a un cristiano orante un rostro radiante.

El rostro de una persona devota es un arma.

Cuando pasas tiempo en oración, en realidad estás pasando tiempo en la presencia de Dios. Es la presencia de Dios la que transforma tu rostro. La luz celestial, que puede ser invisible en lo físico, sale de tu rostro. Además, de tus ojos saldrán poderosos rayos de luz espiritual, que solo Satanás, demonios y brujas pueden ver. Ningún satanista, ningún brujo, ningún ocultista puede mirar directamente a los ojos de una persona que ora por más de 60 segundos. Dentro del ámbito espiritual, los satanistas y las brujas verán salir fuego de los ojos de un cristiano que siempre ora.

La presencia de Dios cambió el rostro de Moisés.

Puedo comparar el efecto de la oración con lo que le sucedió a Moisés. La oración te lleva directamente a la presencia de Dios. Esto es lo que hizo Moisés. Moisés fue y habló con Dios directamente en la cima del monte Sinaí. Cuando bajó del monte Sinaí, Moisés no se dio cuenta de que su rostro se había vuelto radiante debido a la presencia de Dios (Éxodo 34:29).

La oración hace que tu rostro luzca radiante.

Cuando oras, significa que has ido a la presencia de Dios. La oración es como subir a la cima del monte Sinaí y hablar con Dios cara a cara. Nuestro Señor Jesucristo ha hecho que entrar en la presencia de Dios sea muy sencillo. Ahora no hay necesidad de escalar el monte Sinaí para hablar con Dios cara a cara. Puede ir directamente a la presencia de Dios en el nombre de Jesucristo.

Conviértete en una persona de oración.

Te animo a convertirte en un cristiano devoto. Cuando digo una persona de oración, me refiero a pasar más tiempo en la presencia de Dios. Puede decidir pasar largas horas en la presencia de Dios. Si esto le resulta difícil, puede optar por realizar oraciones breves cada seis horas. Si le es posible, se puede entrar en la presencia de Dios cada tres horas.

Cuando te conviertas en una persona de oración, tu rostro se transformará. Sin satanista, ninguna bruja, sin ocultista jamás se atreven a mirar en los ojos durante más de 30 segundos. Verán salir fuego de tus ojos y huirán.

 

 

 

 

 

Oración que bloquea a Satanás.

 

Share This:
Seguir Makko Musagara:

God gave Brother Makko Musagara a special message to protect all believers from temptations and trials. Read this message from thiswebsite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *