Maldiciones neutralizadoras.

Share This:

Maldiciones neutralizadoras.

Maldiciones neutralizadoras.

 

Por  Makko Musagara

 

Maldiciones neutralizadoras.

Cree en Jesucristo y deja que él y el Espíritu Santo moren en ti siempre.

Mientras Jesús y el Espíritu Santo moren dentro de ti, podrás repeler muchas maldiciones.

Cúbrete siempre con la Sangre de Jesucristo.

Las maldiciones son espíritus vivos. Serán repelidos por la Sangre de Jesús.

Evita el pecado porque una vida pecaminosa abre puertas para que las maldiciones te golpeen directamente.

Si se ha pronunciado una maldición en su presencia, actúe de inmediato cancelándola en el Nombre de Jesús.

Diga: «No moriré, viviré en el nombre de Jesús» «Nunca seré pobre, soy rico en el nombre de Jesús» «No enfrentaré la desgracia, soy bendecido en el nombre de Jesús»

Reemplace la maldición con la buena palabra escrita de Dios (la promesa escrita de Dios) para usted en el Nombre de Jesús.

Diga: «Está escrito que ninguna arma forjada contra mí prosperará»

Ata y desecha las maldiciones.

Las maldiciones son espíritus que te siguen a donde quiera que vayas. En realidad, puedes atar a estos espíritus y desecharlos.

Diga: “Está escrito que todo lo que atamos en la tierra estará atado en el cielo. Te ato espíritus de maldiciones en el Nombre de Jesús. Te arrojo al pozo sin fondo »

Pide a los Ángeles de Dios que conviertan todas las maldiciones en bendiciones.

Diga: “Está escrito que Nuestro Dios convertirá las maldiciones en las bendiciones de Dios (Deuteronomio 23: 5). Ordeno a los Ángeles de Dios que conviertan todas las maldiciones lanzadas contra mí en bendiciones. Soy bendecido en el Nombre de Jesús

Vive una vida de oración.

Es muy difícil maldecir a una persona que ora.

Da fruto en el Reino de Dios.

Es muy difícil maldecir a alguien que está dando fruto en el Reino de Dios. Esto se refleja en la historia bíblica a continuación:

18 Muy de mañana, cuando volvía a la ciudad, tuvo hambre. 19 Al ver una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no encontró nada más que hojas.

—¡Nunca más vuelvas a dar fruto! —le dijo.

Y al instante se secó la higuera.

Mateo 21: 18-22.

Si no eres productivo de ninguna manera en el Reino de Dios, será muy fácil que alguien te maldiga.

Si eres productivo, por ejemplo, contribuyendo financieramente a la obra de Dios, las maldiciones pueden no tocarte.

How Satan gets God’s permission to tempt Christians.

 

Oración que bloquea a Satanás.

Share This:
Seguir Makko Musagara:

God gave Brother Makko Musagara a special message to protect all believers from temptations and trials. Read this message from thiswebsite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *