¡Dios concedió mi deseo!

¡Dios concedió mi deseo!   Por  Makko Musagara   ¡Dios concedió mi deseo! Estimado lector, puede que no lo crea, pero en realidad sucedió. ¡Dios concedió mi deseo! ¿Soy demasiado santo? Antes de decirte cuál era mi deseo, puedes preguntarte … Sigue leyendo ¡Dios concedió mi deseo!